06
Abr

Gotelé

Al pasar de los años son más los inmuebles que nos encontramos en nuestro oficio que conservan este estilo de relieve utilizado en los ´80. En un principio se hizo para disimular los desperfectos de las paredes y para abaratar los gastos.  En la actualidad, a casi nadie le hace gracia esta técnica, creada por la pintura aplicada a gotas, por lo que nos piden eliminarla.

Para eliminarla hay varias maneras de lograrlo, lo más recomendable en vez de raspar y masillar, es colocar una lámina de pladur (dry-wall) en la superfecicie que lo tenga. Pero esto supone una pérdida de superficie.

Pero, ¿y si en vez de hacerlo nuestro enemigo lo utilizamos como elemento del conjunto?

Cada vez son más las texturas y los papeles vinilicos aplicados en las paredes para salir de la homegeneidad de la textura lisa. ¿Por qué no mantener el gotelé resaltándolo con un color que le proporcione la importancia que queremos? o si nos gusta el estilo nórdico, pintandolo en blanco.

Rompamos el molde.